¿A quién culpará usted?

      Comentarios desactivados en ¿A quién culpará usted?

Positivo y Negativo

por Emilio Santamaría S.

¿Recuerda a Adán excusándose y echando la culpa a Eva? “La mujer me tentó y por eso yo comí el fruto prohibido”. Desde entonces le hemos echado la culpa a todo, con tal de no aceptar nuestra responsabilidad. A la mala salud, a los amigos dominantes, a ser hijo único o a pertenecer a una familia demasiado numerosa, a tener padres demasiado complacientes o demasiado severos, al gobierno, y hasta a Dios.  Todo ello, excusándonos y culpando a otros.  El Dr. William D. Baxter, psiquiatra inglés recientemente fallecido, hizo una lista de las “Coartadas mentales” que el común de la gente se da para no triunfar en la vida. Y alármese usted, logró una lista de ¡doscientas setenta y tres razones distintas! Otro doctor, también psiquiatra, el Dr. William H Kaufman, dice que muchos de sus pacientes “aprenden toda clase de falsas excusas psíquicas para sus defectos y sus comportamientos”. Pero al echar la responsabilidad a otros por nuestros errores, hacemos algo peor que tratar de justificar nuestras culpas. Lo que realmente hacemos es poner en sus manos nuestras vidas. ¿No es tonto ser un profesional mediocre arguyendo que el profesorado de la Universidad deja mucho que desear?  ¿O hacer un trabajo a medias por la razón de que no congeniamos con nuestro jefe? Cualquier incompetente encontrará razones para su incompetencia, pero eso no lo eximirá de ella. Más valiera utilizar nuestro tiempo en desarrollarnos para actuar correctamente y no tener así que buscar excusas. Dorothy Carnegie al comentar el tema en su libro “Cómo Conservar la Juventud”, recuerda que Jesús daba a entender claramente que lo importante era rehacer la vida de uno de acuerdo con una norma mejor, y no revolcarse en las profundidades de la compasión de sí mismo. ¿Un ejemplo? “Vete y no peques más…”. Verdadera grandeza en la sencillez práctica.

¿A quién culpará usted?  Una cosa es cierta. Si ha de logar usted una vida plena de esperanzas y realizaciones, la respuesta es solo una: el único responsable debe ser usted mismo. ¡Así su futuro estará en sus propias manos!

LO NEGATIVO:  Seguir invirtiendo tiempo en encontrar a quien culpar, y creer justificar para nuestras deficiencias.

LO POSITIVO: Aceptar el hecho de que en este mundo cada uno, para bien o para mal, es totalmente responsable de sí mismos.

Por favor, compártalo. GRACIAS.

Enviar una opinión sobre este artículo

Ir al Inicio

Dale Carnegie Honduras