Cuando el ego nos ahoga

      Comentarios desactivados en Cuando el ego nos ahoga

Positivo y Negativo

por Emilio Santamaría S.

¿Ha oído usted la historia del científico que logró reproducirse a sí mismo? Por supuesto no es más que uno de esos relatos increíbles de ciencia ficción. Dicen que logró tanta perfección en esas reproducciones, que era literalmente imposible distinguir el original de las reproducciones.  Y cuentan que un buen día, este científico se enteró que el emisario de la muerte lo estaba buscando para llevarlo al mundo del más allá. Pensó entonces que eso era para la generalidad de los mortales, pero no para él que era poseedor de una inteligencia superior. Así que decidió engañarlo. Con esto en mente, se dedicó a trabajar con tanta rapidez, que logró doce copias de sí mismo. Cuando el emisario de la muerte se presentó, para regocijo del científico, se sintió totalmente confundido. Simplemente no sabía a quién de los trece debería llevarse. Así que decidió dejar todo en paz y regresar a sus dominios. Allá, el emisario de la muerte pensó intensamente en lo que tenía que hacer para descubrir al científico original. Y como era conocedor de la naturaleza humana, urdió una ingeniosa estrategia. Regresó de inmediato a la casa del científico, y en voz alta, dijo: “Sé que tienes una inteligencia superior, y una prueba de ello es que has logrado unas reproducciones de ti mismo prácticamente perfectas. Sin embargo, he descubierto que has cometido un error infantil, que es increíble en tu capacidad”. El científico saltó de inmediato y gritó: “¡Imposible! ¿Error infantil yo? ¡Estás totalmente equivocado! ¡No tienes una idea de mi capacidad y por eso hablas tonterías! ¡Pruébamelo!”. El emisario de la muerte sonrió y sentenció satisfecho: “Por supuesto que has cometido un error infantil, has dejado que tu ego te delate”. Y diciendo esto, lo tomó de entre las copias y se lo llevó consigo.

Creo que la lección es clara. ¿Ha conocido usted gente realmente inteligente a la que su ego acaba perdiéndole? Es esa gente que creyéndose tan superior al resto del mundo, se eleva tanto que termina por marearse con la altura, cayendo tontamente.

LO NEGATIVO: Pensar en tal superioridad respecto a los demás, que el ego nos pierda.

LO POSITIVO: Sustituir esos pensamientos por sabia humildad, esa clase tan especial de sabiduría que nos hace sintonizar con la vida y con los demás.

Por favor, compártalo. GRACIAS.
_________________________________

Enviar una opinión sobre este artículo

Visitar Dale Carnegie Honduras

 

Ir al Inicio