¿No tendrá consecuencias?

      Comentarios desactivados en ¿No tendrá consecuencias?

Si usted hubiera podido estar el 16 de abril de 1947 en Texas City, habría sido testigo de uno de los más grandes desastres que se recuerdan en los Estados Unidos. ¿Qué fue lo que pasó? Una explosión tan violenta, que se considera aún como la más grande, sin contar las explosiones atómicas. Basta decir que hubo más de quinientos muertos y más de tres mil heridos considerados graves. Las pérdidas se calcularon en cincuenta millones de dólares de aquella época, ya que decenas de edificios quedaron seriamente dañados. ¿Qué pudo causar un desastre de tales proporciones? Un solo fósforo encendido a escondidas por un marinero con ganas de fumar. Estaba de guardia en uno de los tres barcos, que conteniendo explosivos se encontraban en el muelle del puerto. Pasando por alto la estricta prohibición de fumar este marinero trató de hacerlo a escondidas. Parece ser que fue sorprendido por un oficial. Trató de ocultar su falta lanzando lejos el fósforo que aparentemente cayó sobre algo inflamable. De inmediato se produjo un pequeño incendio. Debido a la discusión entre oficial y marinero no se atendió el fuego rápidamente. Incrementó su fuerza y alcanzó uno de los depósitos de municiones. La inmediata explosión hizo volar por los aires el barco y de paso los otros dos navíos gemelos que estaban a su costado. Los encendidos desechos salieron disparados por todos lados y llenaron la ciudad. Esto provocó cientos de otros incendios, con enormes pérdidas materiales y lo que es peor, con seres humanos muertos o seriamente dañados de por vida. Todo a casusa de un simple fósforo.

Claro, esto ocurrió hace más de setenta años. Sin embargo, todos los días, actualmente se producen desastres en la vida de cientos de personas causadas por un “simple fósforo”. El empleado que toma una pequeña cantidad de un cobro de la empresa, con la esperanza de que no se descubra. El esposo que casi en broma intenta un romance con su secretaria. El joven que decide ver solo un poco de pornografía en internet. Todos ellos están encendiendo “fósforos” que podrían llegar a convertirse en verdaderos incendios.

LO NEGATIVO: Pensar inicialmente que esas pequeñas faltas no tendrán ningún desenlace negativo.

LO POSITIVO: Comprender que podemos escoger nuestras acciones, pero nunca sus consecuencias.

Por favor, compártalo. GRACIAS.

Enviar una opinión sobre este artículo

Ir al Inicio

Dale Carnegie Honduras