La fe siempre dará resultado

      Comentarios desactivados en La fe siempre dará resultado

Para Mario era imposible aceptar que si la fe fuera tan sólo del tamaño de un grano de mostaza movería montañas. ¿Cómo se puede creer en algo tan inexplicable como la fe? Sin embargo, algo en el fondo le decía que podría ser verdad.  Estaba leyendo el libro “Las Cinco Grandes Reglas de la Venta” de Percy H. Whiting, y un capítulo entero estaba dedicado a las “Arengas de fe”. El autor, ya fallecido, había sido vicepresidente del Instituto Dale Carnegie de New York, y director de los Cursos de Ventas Dale Carnegie. “Tiene usted a su disposición una fuerza profunda con la que puede realizar verdaderas hazañas en la venta”.  Mario mismo conocía muchos vendedores que atribuyen su éxito a las técnicas de venta recibidas en ese entrenamiento, incluyendo las “arengas de fe”. Así que encaró a uno y le preguntó: “¿Cómo puedo creer que la fe haga algo por mí?”. La respuesta lo sorprendió: “¿Cómo puedes dejar de creer que hará algo por ti?”. Mario arremetió: “¿Cómo puede alguien inteligente creer en el poder de la fe? ¿Cómo esperas que simplemente por tener fe en algo, esto se realice?”. El vendedor suspiró y le dijo: “Imagina un piloto aterrizando un avión en medio de la bruma, sin ver claramente la pista, guiado solamente por sus instrumentos. ¿Se arriesgaría a ello si no tuviera fe en su entrenamiento y en esos instrumentos?” Ante la cara de asombro de Mario, su amigo le propuso: “Por qué no pruebas la fuerza de la fe. Proponte algo digno, como venderle a un cliente muy importante, llénate de fe en que si es posible, repetírtelo alejará de tu mente toda duda”. Mario decidió probarlo, y descubrió algo maravilloso. Comprobó que, si se cree firmemente, se emprenden las acciones que conducen a resultados. La historia está llena de ejemplos: Tomás A. Edison creyó que era posible obtener luz de la electricidad. Los científicos de la NASA pensaron que era posible llegar a la luna, caminar por ella y regresar. Pensarlo imposible hubiera cambiado por completo los resultados, porque pensándolo así ni siquiera lo hubieran intentado.

LO NEGATIVO: Pensar en “imposibles”, comprobando que esa fe da resultados, la fe en “no se puede”.

LO POSITIVO: Luchar por conseguir esa fe que es “insensible a la duda y ciega para lo imposible”, y hacer así realidad nuestros proyectos.

Por favor, compártalo. GRACIAS.

Enviar una opinión sobre este artículo

Ir al Inicio

Dale Carnegie Honduras