¿Qué tan feliz es usted?

      Comentarios desactivados en ¿Qué tan feliz es usted?

Positivo y Negativo

por Emilio Santamaría S.

Fue Abraham Lincoln el que escribió: “Casi todas las personas son tan felices como se deciden a serlo”. Pero ¿funcionará esto cuando se afrontan dificultades?  Dale Carnegie nos cuenta en su libro “Cómo Ganar Amigos”, que un día encontró en las escaleras del subway en Nueva York un grupo de treinta y cuatro niños inválidos. Usaban bastones y muletas para salvar trabajosamente las escaleras. Uno incluso tenía que ser llevado en brazos. Lo que asombró al famoso escritor fue la alegría y las risas de todos ellos. “Sentí deseos de quitarme el sombrero ante aquellos niños. Me enseñaron una lección que espero no olvidar” dijo. El profesor Carnegie no resistió la tentación y habló con uno de los hombres que están a cargo de los niños. “Ah, sí -le dijo- cuando un niño comprende que va a ser inválido toda la vida, queda asombrado en un principio; pero, después de transcurrir ese asombro, se resigna generalmente a su destino y llega a ser más feliz que los niños normales. La conclusión es clara: no es lo que tenemos o lo que somos o donde estamos o lo que realizamos, nada de eso, lo que nos hace felices o desgraciados, es lo que pensamos acerca de todo ello. Shakespeare escribió: “Nada es bueno o malo, sino que el pensamiento es lo que hace que las cosas sean buenas o malas”.  He visto personas que lo tenían todo, desde salud hasta dinero y belleza, y sin embargo eran profundamente infelices. Se amargaban por cosas insignificantes como la falta de un saludo amable o lo que ellos pensaban que era una mala mirada de alguien. Sí, dos personas pueden estar en el mismo sitio, haciendo lo mismo; ambas pueden tener sumas iguales de dinero y prestigio, y sin embargo una es feliz y la otra no. ¿Por qué? Se pregunta Dale Carnegie. Y él mismo contesta: “Por una diferente actitud mental.” Sí, pienso que nuestra actitud mental es el Factor X que determina nuestro futuro.

En apoyo a esto permítame citar nuevamente a Dale Carnegie: “Todo mundo busca felicidad, y hay un medio seguro para encontrarla. Consiste en controlar nuestros pensamientos. La felicidad no depende de condiciones externas, depende de condiciones internas”.

LO NEGATIVO: Dejar que nuestros pensamientos nos empujen a la infelicidad.

LO POSITIVO: Usar nuestros pensamientos para provocar, a propósito, nuestra felicidad.

Enviar una opinión sobre este artículo

Ir al Inicio